Colapsar/descolapsar
Buscador
cerrar

El coche, ese espacio en el que cantamos, reímos, lloramos y hacemos el amor

Estas y muchas otras experiencias son las que vivimos los españoles en nuestros coches, compañeros inseparables para la gran mayoría tal y como refleja un reciente estudio.

Jose Carlos Luque

Imprimir

Imagen de archivo: Car and Driver

Una pareja de modelos posa para una de los especiales 'Sexo a bordo' de Car and Driver.

Cada vez nos sacamos antes el carné de conducir, empleamos más nuestros vehículos e incluso la mayoría de nosotros renunciaría antes a un compañero tan inseparable como el smartphone que a su coche pero, ¿por qué? Esto es precisamente lo que se preguntaban en Skoda y han tenido el valor de encargar un exhaustivo estudio a Sigma Dos para encontrar la respuesta. Durante los últimos días, esta empresa se ha encargado de organizar encuestas y debates, recogiendo opiniones en diferentes foros y redes sociales siempre bajo el hashtag #ParaQueQuieresUnCoche y por supuesto, han sacado una conclusión muy clara: queremos nuestro coche para vivirlo.

Según los datos obtenidos, al 47,7% de las personas que no tiene coche les gustaría contar con uno, un porcentaje que asciende hasta el 84,1% si les preguntamos a los menores de 30 años. Los jóvenes, que viven de forma más intensa, tienen en su automóvil a un socio perfecto para salir de fiesta, viajar con los amigos y sobre todo, vivir momentos inolvidables en pareja. El informe revela que casi la mitad de los españoles ha viajado al extranjero con su chica –o chico– y por supuesto ha discutido –55,7%-, entablado una conversación íntima –38,6%– o mantenido relaciones sexuales -44,2%– en el coche. De hecho, al 9% les han llegado a pillar infraganti con las manos en la masa y –no se lo pierdan– casi el 40% de las parejas se dio su primer beso en el coche, como en las películas americanas.

Queda claro que nuestro vehículo es un compañero fiel en las grandes ocasiones, pero también está con nosotros en los malos momentos. Numerosos encuestados reconocieron haber elegido el coche como un espacio íntimo para llorar. Por otro lado, el 23% se vio sorprendido por una pregunta incómoda de sus hijos mientras conducía porque otra faceta de nuestro automóvil, es que acostumbra a ser un miembro más de la familia. El 44% asegura cantar con ellos durante los viajes, un porcentaje que sube hasta el 53,6% en las mujeres.

No nos extraña que en Skoda hayan aprovechado este estudio para lanzar su nueva campaña publicitaria "¿Para qué quieres un coche si no es para vivirlo?"

Categoría: Motor , Psicología y Viajes
Ver más articulos