Colapsar/descolapsar
Buscador
cerrar

'Battlefield Hardline': apatrullando la ciudad

Los más veteranos hará tiempo que han probado la beta, pero si no formas parte de ese selecto grupo de 7 millones de jugadores a lo largo del mundo no desesperes: ya está aquí Battlefield Hardline.

Esther Miguel Trula

Imprimir

Battlefield Hardline

Uno de los shooters más esperados de este año sale hoy calentito y corregido para todas las plataformas, dejándonos quemar nuestras consolas y tarjetas gráficas, saciando nuestras ansias de furia aniquiladora y nuestras ganas de gritarle cualquier barbaridad a un niño rata al otro lado del mundo. Es evidente que después del, ejem, regular Battlefield 4, los chicos de Visceral Games no lo tenían muy difícil para suplir las carencias del predecesor de DICE, pero esa compañía subsidiaria de Electronic Arts ha apostado por hacer algo más que cubrir el historial (o eso nos dicen), y ha arriesgado. Entonces, ¿en qué va a cambiar el Battlefield en esta nueva versión?

Si hubiese que resumirlo a una idea, la experiencia del nuevo Battlefield Hardline va a ser más ágil, más brutal y más frenética que nunca. Los mapas se achican, y la respuesta ojo-mano se satura para dar aún más razones a esos que dicen que los videojuegos están estropeando nuestra capacidad de atención. Muchos lo han expresado así: es como si el Battlefield hubiese decidido hacerse un poco más Counter Strike. Y es que en un mundo post Occupy Wall Street los de Visceral Games (también creadores de los Dead Space) han querido minimizar el gen bélico de la franquicia e introducir como novedad la de ofrecernos un mundo de policías y ladrones que montarán escandalosas guerrillas en Los Ángeles (al menos, para los mapas Bank Job y Downtown).

Sí, la velocidad es la piedra angular del Hardline, y ya no sabemos si estamos en una peli de Michael Bay o si por el contrario esto se parece más a la película de Need for Speed o a un Fast and Furious sin tías buenas y con más sangre y violencia. Que por cierto, puede que para el Battlefield Hardline no puedas escuchar a Don Omar, pero sí a The Clash, Public Enemy, The Stooges, Death Grips o Judas Priest. La música, que la podrás activar cuando te subas a algún coche, amenizará tus barridos urbanos mientras haces el cabra intentando darle a aquel helicóptero a 200 km/h con tu AK-47. La lista completa la puedes consultar aquí.

Pero vayamos a lo importante. Memoriza estas palabras: modo Atraco y modo Puente. De las hasta 7 modalidades de juego en total con las que contará esta edición del Battlefield, las dos mencionadas son las niñas bonitas que nos ofrecen como novedad. Sabemos que para el modo Atraco o Golpe podremos emular los tradicionales tira y afloja entre polis y cacos en el que, mientras unos vigilan la cámara acorazada donde se encuentra el botín, los otros tendrán que llevarse las bolsas del dinero hasta los puntos de extracción.

El Puente o Hotwire, sin embargo, es el modo donde la gente de Visceral Games han puesto toda la carne en el asador, con locas y frenéticas persecuciones en coche que convertirán el mapa en un rico destruction derby en el que los jugadores se dispararán en plena marcha y donde las bombas lapa harán las delicias de los más hábiles. Por supuesto, aparte de estos seguiremos teniendo el de sobra conocido modo Deathmatch por equipos o el tradicional modo Conquista, pero las críticas que hemos leído comentan que Atraco y Puente, así como las sensaciones que producen las variaciones en el sistema de juego, le harán la sombra a los modos que eran la esencia de los Battlefield.

battlefield-hardline02

Memoriza estas palabras: modo Atraco y modo Puente.

El sistema de obtención de armas, por su parte, ha variado con respecto a ediciones anteriores. Ahora tiene un poco de Battlefield pero también de Counter Strike. ¿Cómo es esto? Porque podrás comprar el arma que tú quieras por dinero. Un sistema monetario por el que puedes comprar accesorios sin tener que subir necesariamente de nivel siempre será bien recibido, aunque sigan existiendo piezas bloqueadas hasta que consigas una serie de méritos que los desbloqueen. Otra cosa es segura: el sistema ahora permitirá que acoples un tipo de ítem concreto (mirillas, cañones, etc.) pero adaptado al arma que tú tengas, evitando el quedarse con cara de tonto cuando te salga un accesorio acojonante para una clase que tú no tienes. Todo sea para hacer más felices a los jugadores.

¿Y las clases? Pues que, aunque les hayan cambiado los nombres, en esencia siguen siendo esos cuatro grupos de médicos, mecánicos, apoyos y francotiradores que hemos controlado toda la vida. Eso sí, como nos cuentan los desarrolladores del juego, han sido restringidas pero también reequilibradas (los especialistas, por ejemplo, ahora llevan rifles de asalto en vez de portar lanzacohetes, para moverse sin tanta pesadez), buscando una mayor sensación de realidad dentro de un juego que es, recordemos, esencialmente una sana ocasión de comportarse como un descerebrado. Tampoco hay que asustarse al comprobar que le falta potencia de fuego a tu personaje: las armas pesadas no desaparecen, sino que estarán desperdigadas por los mapas, haciéndolas accesibles a cualquiera. En definitiva, lo que cambia de forma más sustantiva es el arsenal y las casillas de perk, pero al menos por lo que nos dicen, es todo en pos de una mejor experiencia de juego.

Gif 3 Battlefield-2

La experiencia del nuevo Battlefield Hardline será más ágil, brutal y frenética que nunca.

Igual has leído hasta aquí y dices, me falta algo. En efecto: el pagar. Lo Premium para esta temporada vendrá en forma de cuatro packs de expansión, siendo Actividad Criminal el primero en llegarnos (nuevos mapas cargados de velocidad y trabajos criminales de corta duración) y que podremos disfrutar a partir de este mismo verano. Además de los packs de mapas, el Premium de Battlefield Hardline incluye nuevas máscaras, editor de camuflajes de armas, dos semanas de acceso previo a todos los packs de expansión, 12 Battlepacks de oro, posición prioritaria en las cola de espera a los servidores, nuevos mapas, nuevos vehículos y muchas cosas más.

Que el programa de membresías del nuevo Battlefield convierta al juego básico en poco más que un modo historial más un online capado no es que nos pille del todo por sorpresa, pero a esto se le suma que ya sabemos que el juego no será 1080p en consolas y que ha recibido varias quejas en la beta por parte de algunos usuarios sobre sus texturas, que dejan bastante que desear para un juego de este calibre. Estas son las desventajas que habrá que tener en cuenta a la hora de decidir si pillarse o no el juego. Pero eh, si apoquinar los correspondientes euros no te supone un gran trauma y, sobre todo, lo comentado anteriormente te ha dejado un buen sabor de boca ya sabes lo que tienes que hacer.

Categoría: Videojuegos
Ver más articulos